Fíjate bien de las letras pequeñas: lee antes de firmar

Tener un amplio conocimiento de nuestra lengua es sumamente importante, así como también conocer  los usos que se le dan en diferentes circunstancias. Atentos, si siempre debes estar pendiente a la hora de firmar un contrato o algún papel legal porque la letra pequeña suele, por lo general, ser lo más importante y a lo que hay que prestarle mayor atención.

Suele pasar que obviamos esas nimiedades porque pensamos que no será nada importante y que lo verdaderamente esencial ya lo dijeron en letras bien grandes, pero no es así, se equivocan. También ocurre que cuando nos acordamos de leer esas minúsculas letras nos damos cuenta que son complicadas de entender por el lenguaje que utilizan y es en ese momento donde necesitamos de la asesoría de alguien calificado para que nos saque de dudas.

Tampoco es que todos estos papeles están llenos de detalles ocultos que nos quieran perjudicar, pero sí debes tener los ojos bien abiertos para no pecar de inocente. Nuestra obligación está en leer con detenimiento cada palabra que es expuesta en esas hojas. Así, como las letras pequeñas requieren de mucho cuidado, está cualquier otro documento que tengamos que firmar o que nos pueda comprometer.

contratoNo estamos exentos de que alguien se las quiera dar de vivo y nos quiera engañar con promesas falsas, por eso debes estar consciente de cuáles son esos parámetros o condiciones a la hora de dar ese paso y estampar tu firma para siempre.  Parece reiterativo, pero es verdad, siempre debes leer muy bien todo porque no solo está la parte negativa, sino que también puede ser un buen momento para negociar sobre esas condiciones expuestas.

Precisamente, no todo es tan malo como parece. Muchas veces si eres lo suficientemente intuitivo te darás cuenta que esas letras pequeñas te ofrecen la oportunidad de tener una buena negociación con la otra parte, ya que no solo sirven para establecer condiciones, sino que para ti, en algunas ocasiones, son una gran ventaja.

Más allá del lenguaje empleado en esa ocasión que sirve para que las empresas  se vean beneficiadas; en algunas oportunidades, con esas letras mínimas, la responsabilidad siempre va a recaer en nosotros. No dejarse engañar  tan descaradamente y adelantarse siempre a las posibles estrategias de la empresa.

firmar contrato

Recordemos que esto siempre lo hacen para salvaguardar sus intereses, olvidándose de terceros que se puedan ver perjudicados en el proceso. Si desconoces términos empleados en contratos, no dudes ni un segundo en consultarlo con alguien más para que te pueda brindar las herramientas necesarias y así comprender mucho mejor de qué se trata lo que vas a firmar. Una vez que firmas no hay vuelta atrás, se supone que aceptas todas las condiciones de tal documento.

Procura siempre estar alerta, pero tampoco seas prejuicioso y vayas a la defensiva, solo teniendo un poco de cautela podrás controlar todo en  cualquier momento. Mantén siempre los ojos bien abiertos y sé minucioso, de eso depende tu futuro en la empresa y qué tan buena será tu estadía en ella.

Marcar el Enlace permanente.

No se admiten más comentarios