¿Qué tan importante crees que sea escribir correctamente en las redes?

Así como que tu apariencia es tu carta de presentación o que como te vistes te tratan, las primeras impresiones que se tienen de una persona también son tomadas a raíz de su escritura. Esto suele ser frecuente cuando personas cruzan mensajes de texto o correos electrónicos y entre ellas no ha habido mayor trato más allá de esos fragmentos escritos, siendo que a partir de esto se hará una idea de la identidad del emisor.

Es muy frecuente encontrar en mensajes de menos de tres líneas ideas inconclusas o faltas de coherencia y ortografía, en las que antes de enviarlo no se dieron a la tarea de revisar las posibles faltas que pudieran cometidas.

No se trata sólo de someter el texto al auto corrector para rectificar un fallo, pues en muchos de los casos es imposible para esos sistemas el detectar qué palabras están fuera del contexto que se maneja, cuáles deban o no ser acentuadas e incluso menos, dónde el escritor debe colocar un punto o una coma para pausar o finalizar la idea.

Esto demuestra pues que hacer uso del buen manejo de las reglas ortográficas evita de igual manera los malos entendidos. Tomando así por ejemplo, que el lugar que ocupará una coma o punto podrá cambiar de manera sustancial el texto ya que cada lector interpretará al pie de la letra lo que está escrito.

expresa tus ideas

Lo que ocasionan con ese tipo omisión es que transmiten de modo confuso las ideas que desean expresar, siendo inconcluso el objetivo primordial de todo texto que es el entregar de manera clara y fluida un mensaje dado, para lo cual deben seguirse los parámetros establecidos con los que se pueda lograr el fin deseado, aun cuando se piense que son reglas difíciles, faltas de utilidad o arbitrarias pues su razón de ser no es más que el ayudar a que el fenómeno de la comunicación se dé de manera efectiva.

El expresar nuestras ideas correctamente mediante la escritura, nos brinda la oportunidad de enlazar varias ideas en un mismo texto y es una habilidad que muy pocos han sabido cultivar. Si bien muchos menosprecian este arte no saben que el tener argumentos de valor y consolidados resulta ser una de las cualidades más notorias en una persona que posea fluidez y dominio de sus ideas, resultando esto ser garante de éxito en el ámbito académico y profesional.

Un caso particular donde se evidencia el mal empleo que por lo general los jóvenes le dan a la ortografía, es con las redes sociales, SMS y los medios de mensajería instantánea, lo cual refleja el uso laxo que se le da al lenguaje. En resumidas cuentas es una muestra básica de cómo es la persona que escribe, así como lo será en el CV que entregue a la empresa en la cual esté decidido a aplicar.

buenos habitosCuando se presentan oportunidades para trabajar desde casa, en puestos de redacción, traducción, corrección, community management entre otros; es vital hacer buen uso del lenguaje ya que en base a la gramática se aplica siempre un filtro con el que tristemente resultan pocos seleccionados, y a veces hasta ninguno. Por lo que descartar perfiles de ingreso es tarea fácil en este caso, ya que si se ve que no son capaces de escribir correctamente o simplemente no cuidan lo que dicen, no hace falta que sea un trabajo de redacción; si no hay intención de cuidar su propia apariencia, es evidente que menos lo serán para brindar una correcta imagen de la empresa a la que están representando por lo que serán rechazados inmediatamente.

Se recomienda entonces nutrir más su escritura por medio de buenos hábitos de lectura, para de forma paralela sea alimentada la fluidez y el repertorio de palabras a implementar será así mismo amplio, por lo que nada dentro del texto quedará forzado o fuera de lugar.  Al igual que mientras se esté escribiendo, tomarse su tiempo para evaluar el texto, releyendo para rectificar palabras escritas o implementadas erróneamente. Es importante aplicar esta práctica en la cotidianidad, no solo debe aplicarse a temas formales como el trabajo, pues el que sea un ejercicio diario le imprimirá más naturalidad a las palabras expresadas.

Marcar el Enlace permanente.

No se admiten más comentarios