El valor del tiempo

Recurso de vital importancia en nuestra actual forma de vida.

Somos esclavos de su imperio, no hay cosa que hagamos sin pensar en el tiempo que dedicaremos a cada actividad. Eso nos hace de alguna manera organizados; pero también nos causa gran ansiedad. Todo se limita a plazos, si vas a comprar, los descuentos tienen un plazo. Si pides un préstamo, también tiene su plazo, y existen épocas en las que se ofrecen con gran agresividad con la idea de aprovechar temporadas como las navideñas o las de año nuevo, por ejemplo.

El tiempo es un recurso escaso, es como cualquier otro tipo de producto y para el prestamista o para la banca, es un producto financiero como cualquier otro. A fin de cuentas ¿Quién le da valor al tiempo? Seguramente quienes le dan el mismo valor al dinero, el mercado dicen; pero ¿Quiénes conforman el mercado? La respuesta es: personas.

tiempo relojAunque el tiempo no se ofrece como producto financiero, todos llevan el tiempo como un componente esencial de lo que se ofrece, como por ejemplo en el caso de los préstamos, que presentan, como sabes, un componente que es el dinero, el otro componente que es el interés y el otro que es el tiempo que tendrás para pagarlo.

Pero no solo se trata del tiempo para pagarlo, la dinámica comercial de nuestros tiempos ha llevado a los servicios a otra dimensión, en la que debe competir con sus pares, para tratar de obtener el mayor beneficio posible y por esa razón deben ofrecer incentivos a los clientes potenciales, uno de ellos es el tiempo; pero no el tiempo para pagar; sino el tiempo para obtenerlo, que termina siendo un estímulo interesante. Los consumidores de hoy son más exigentes y eso ha estimulado una mayor competencia, es un círculo virtuoso que eleva cada vez más, la calidad del servicio prestado por quienes se dedican a este mercado.

Es muy común ver una competencia por otorgar préstamos en el menor tiempo posible y eso significa, aprobarlos en 10 minutos o menos, cosa que antes hubiese sido no solo imposible; si no imposible. Afortunadamente la tecnología de estos momentos de la civilización ofrece las posibilidades para lograrlo. Cosa que es muy apreciada por los consumidores. Lo mejor de todo es que ni siquiera debes ir al banco, puedes hacerlo desde tu teléfono celular inteligente, con el que seguramente podrás pagar sin usar siquiera una tarjeta de crédito. ¿Quién podía pensar en eso hace 10 años?

reloj dineroEste tipo de préstamos es ideal para resolver problemas financieros de último momento, comprar los regalos para el día de reyes, hacer compras para hacer la fiesta de fin de año, celebrar el aniversario de bodas que se te había olvidado, hacer reparaciones domésticas de último minuto e inclusive para pagar tu próximas vacaciones. En fin, resolver en el momento un problema que necesita una cantidad de dinero que no tenías prevista; pero que puedes conseguir en cosa de minutos.

Por supuesto que las cantidades varían. Puedes conseguir desde 300 euros e incluso algunos te ofrecen esa cantidad sin intereses en el primer préstamo. No te piden garantía y eso es muy atractivo, si se compara con los prestamistas que regularmente están en los barrios. Busca de inmediato tus opciones online para pedir tu préstamo si estás urgido y no consigues otra mejor opción antes; debes saber que la rapidez y el riesgo se pagan y eso significa más intereses cuando ofreces menos garantías y largo tiempo para pagar. Haz tu evaluación fríamente y te recomiendo que no te vayas de bruces, no te dejes llevar por la emoción, los asuntos relacionados con el dinero siempre son de cuidado, el miedo que sientas es bueno, eso te indica que debe irte con la debida precaución. Los préstamos inmediatos son una buena opción si se saben hacer.

Marcar el Enlace permanente.

No se admiten más comentarios